FINALESMesa de trabajo 1-80
Pintar el PLA: cómo pintar impresiones 3D

Pintar el PLA: cómo pintar impresiones 3D


Pintar el PLA: cómo pintar impresiones 3D

¿Cómo pintar una impresión 3D? Echa un vistazo a nuestra sencilla guía para pintar impresiones 3D. También es aplicable a las impresiones en ABS.

Todo empieza por un buen modelo

Las impresiones 3D, tal como salen de la máquina, raramente están listas para mostrarlas al público. Por ello, a menudo hay que recurrir a un poco de posprocesamiento para crear piezas finales.

En esta guía, analizamos los aspectos básicos relevantes si vas a pintar tus impresiones 3D hechas con PLA ABS, desde el alisado hasta el proceso de pintado propiamente dicho. De paso, te ofrecemos algunos consejos útiles. En nuestro caso, hemos optado por la pintura en spray, en lugar de utilizar un pincel o un aerógrafo, porque es menos laborioso y bastante asequible, como se explica más adelante.

¡Manos a la obra!

Impresiones 3D

Qué pintura debes usar

impresiones 3D

Las pinturas pueden clasificarse en varias categorías, en función de su disolvente. Las más comunes son los aceites, los esmaltes, las lacas y los acrílicos, la mayoría de las cuales funcionan bien tanto sobre ABS como sobre PLA. Si eres principiante, lo mejor es que te vayas por las pinturas acrílicas, ya que se secan rápidamente y se pueden limpiar con agua.

Por lo general, tienes que decidir si vas a utilizar un aerógrafo, un pincel o spray en lata. Aunque el pincel es más barato que las otras opciones, puede resultarte difícil conseguir una capa de pintura uniforme; a menudo, la pintura se acumula en algunos puntos mientras que en otros se sigue percibiendo el color del material subyacente. El aerógrafo, por otra parte, es caro, y la curva de aprendizaje suele ser muy pronunciada.

Esto nos deja las pinturas en spray, que ofrecen un buen equilibrio entre precio y facilidad de uso.

Suavizado

Preparación para el lijado

Se considera el primer paso, y consiste en reducir las irregularidades de la impresión en bruto, como los apéndices dejados por los soportes, antes de lijar.

Para esta tarea, puedes utilizar alguno de los elementos siguientes:

  • Cuchilla para manualidades (cúter exacto)
  • Papel de lija
  • Pinzas
  • Cepillo de dientes
  • Alicates

La clave es eliminar cualquier protuberancia y asegurarse de que la impresión quede lisa. Puedes despegar los soportes manualmente, o puedes utilizar una cuchilla. No importa cómo lo hagas, siempre que el resultado final no tenga protuberancias ni salientes.

impresiones 3D

Lijado

Empieza con papel de lija de grano 120 y vas subiendo. Cuanto más alto es el número del grano, más fino es el papel de lija. Aplica movimientos circulares para evitar arañazos visibles, y presta más atención a las caras planas, evitando los bordes, las esquinas y cualquier otro detalle fino, ya que el grano de 120 puede resultar demasiado rugoso para los detalles pequeños.

El proceso de lijado para suavizar las deformaciones puede llevar mucho tiempo, dependiendo del tamaño de la impresión o del acabado que se quiera conseguir. Lija los apéndices de los soportes y asegúrate de haber eliminado todas las marcas del limado o mecanizado.

Dependiendo de la pieza impresa, vas aumentando el número de la lija, pero cuando acabes con el grano 200, conviene que empieces a usar agua. Esto evita que la lija quede trabada y proporciona un acabado más fino.

Mientras lijas, palpa la superficie de la pieza de vez en cuando para hacerte una idea de la suavidad conseguida. Una vez que el acabado sea de tu agrado, utiliza un cepillo y agua para eliminar el polvo restante. Naturalmente, deberás dejar que la impresión se seque antes de proceder con los siguientes pasos.

Imprimación

impresiones 3D

La imprimación convierte tu impresión 3D en un producto profesional y, como crea una superficie final impecable, facilita mucho el proceso de pintarla. La imprimación es necesaria porque la pintura nunca acaba de ocultar todos los defectos, sobre todo si lo que deseas obtener es un objeto casi perfecto.

Elige una imprimación que sea compatible con tu plástico. Por nuestra parte, preferimos utilizar una imprimación en spray porque permite cubrir rápidamente toda la superficie con una capa uniforme, a diferencia de las imprimaciones con pincel, que resultan mejores para retoques más precisos.

Pasos para la aplicación

Mezcla la imprimación: El objetivo es disolver el pigmento en el disolvente, para lo cual debes agitar la imprimación en spray con movimientos circulares durante unos minutos. Muévelo hasta que oigas la bola de mezcla (parecida a un guisante) rodando dentro de la lata. Evita agitar la lata, ya que esto puede provocar que se formen burbujas al pulverizar la capa de imprimación.

Rocía la capa base: Mantén el pulverizador a unos 10 o 12 centímetros de la pieza y rocía con trazos cortos y rápidos. Vas girando la pieza mientras pulverizas. Para facilitar el proceso, puedes colocar la pieza sobre un soporte improvisado. No dejes que el spray se acumule sobre la pieza.

Inspecciona la capa base: Comprueba si alguna zona necesita un lijado o un limado adicional. Si es necesario lijar, tendrás que volver a limpiar el polvo antes de volver a pintar. Es posible que tengas que alternar entre el lijado y la pulverización de la imprimación hasta conseguir una superficie perfectamente lisa.

Si es necesario, utiliza masilla puntualmente para cubrir las imperfecciones. Puedes aplicarla con una rasqueta. Extiéndala por la superficie de la pieza para rellenar los huecos, pero ten cuidado de no ocultar detalles de tu modelo. Una vez que la impresión esté bien cubierta, espera unos 15 minutos hasta que se haya secado, y luego comienza a lijar.

Pulveriza la capa final: Añade otra capa ligera mediante trazos rápidos. Evita que esta última capa sea demasiado gruesa, ya que podría rellenar los detalles más finos. La mejor técnica es «barrer» la pieza con trazos rápidos, evitando que la pintura se acumule y gotee.

Deja secar la imprimación antes de añadir más capas. Normalmente, dos capas son suficientes para un buen acabado de la superficie.

Las dos primeras capas deben ser muy ligeras, ya que solo las utilizamos para mejorar la adherencia de las capas posteriores. Pero como una imprimación es suficiente para mejorar el acabado superficial y la estética de la pieza impresa, algunas personas optan por aplicar solo imprimación, sin pintura adicional posterior.

Una vez añadida la última capa de imprimación, la pieza está lista para ser pintada.

Pintado

impresiones 3D

Llegados a este punto, deberías tener claro en tu cabeza el acabado que quieres conseguir. El proceso de pintado es bastante similar al de imprimación.

Necesitarás lo siguiente:

Cinta de pintor: La cinta de pintor se adhiere firmemente a las superficies pero luego se despega limpiamente, sin dejar rastros. Esta cinta se utiliza para enmascarar algunas zonas de las piezas impresas, evitando que la pintura se filtre por debajo. Utiliza un objeto duro, como una tarjeta de crédito, para adherir bien la cinta a los pliegues de tu modelo.

Pintura en spray: Las pinturas en spray  son muy recomendables porque están disponibles en una amplia variedad de colores y acabados, y funcionan bien sobre plástico.

Pasos para la aplicación

Aplica las primeras capas: Mantén el cabezal cerca del modelo (mientras haces girar este último) y muévelo rápidamente. Puedes empezar aplicando dos capas ligeras y terminar con tres o cuatro pasadas en húmedo, esperando de 5 a 10 minutos entre una y otra para evitar que se reblandezca y chorree. Si quieres seguir afinando tu pieza, puedes pulir la superficie de la pintura hasta lograr un acabado liso que se vea brillante bajo la capa de acabado transparente, pero este paso es opcional.

Añade las capas de acabado: Enmascara las áreas que corresponda para preservar los detalles y añade las capas de acabado. Piensa que las capas de acabado se depositarán sobre las anteriores. La primera y la segunda capa se verán más si la capa de acabado es más fina. Entre aplicaciones, deja que la pintura repose un par de minutos y observa si el color está lo suficientemente saturado.

(Opcional) Acabado con una capa transparente: Se trata de «sellar» el modelo pintado, con el fin de proteger la superficie pintada y conseguir el brillo deseado. Aplica la capa transparente en una o dos pasadas finas y uniformes, esperando unos 10 minutos entre cada aplicación. En este punto, el proceso de pintado ha terminado, pero puedes seguir puliendo tu pieza con cera o con un compuesto para pulido fino si quieres un acabado extrabrillante.

Deja secar la pintura durante la noche y, al día siguiente, limpia la pieza con un paño.

En Krear3D te brindamos las mejores impresoras 3D de tecnología FDM y LCD de última generación. Si deseas más información contáctanos a través de cualquiera de nuestros canales digitales, búscanos en Facebook como @krear3d, en Instagram como krear3d_peru o al correo  marketing@krear3d.com para poder asesorarte!. Contamos con personal con experiencia en impresoras 3D y las mejores ofertas del mercado; así como capacitaciones totalmente gratuitas al momento de comprar una impresora 3D.

 



« Regresar al blog